El Mercado Central de Alicante, un lujo turístico y gastronómico

Los salazones son típicos de la gastronomía de Alicante

Los salazones son típicos de la gastronomía de Alicante

Es raro visitar algún pueblo de la provincia de Alicante donde no haya una especialidad gastronómica (un producto, un plato, un vino) que haga más sabrosa la visita. La capital de la provincia, Alicante, es conocida como ciudad turística y buena parte de su encanto radica en su riqueza gastronómica (sobre la oferta de la restauración podríamos empezar a hablar y no acabar nunca). En el Mercado Central y alrededores encontramos una gran representación de la gastronomía local y ¿cómo no? también de fuera.  Y no olvidemos su construcción y el ambiente que reina en esta zona, un lujo¡

El Mercado Central de Alicante, ubicado en la confluencia de Alfonso El Sabio y Calderón de la Barca, es el centro vital de la zona que fue hasta hace unos años el núcleo comercial de la ciudad y que aún conserva ese ritmo vital del corazón de las ciudades.

Accesos al Mercado Central de Alicante por Avda. Alfonso El Sabio

Accesos al Mercado Central de Alicante por Avda. Alfonso El Sabio

En su entorno la vida bulle, acompasada por transportistas que hacen llegar su mercancía, profesionales de la alimentación, algunos con una larga trayectoria en este sector, y personas que van y vienen y compran y, cada vez más, turistas que no se quieren perder el espectáculo de colores, olores y sabores que brinda esta zona.

El edificio del Mercado Central es una construcción de 1921, de la que se dice que es de estilo ecléctico con toques modernistas. Cabe destacar que, con forma rectangular, está dividida en su interior (en la planta central) en tres naves y que gracias a esta disposición y materiales utilizados se ha logrado una gran sensación de amplitud y luminosidad.

Se trata de un espacio amplio y luminoso

Se trata de un espacio amplio y luminoso

Su fachada principal, con una escalinata de acceso, mira a la Avenida Alfonso el Sabio, mientras su fachada posterior desemboca directamente en la Plaza 25 de Mayo, uno de los lugares más animados para los aperitivos y  salpicado con  los colores de los puestos de las flores. Los sábados por la mañana jóvenes y no tan jóvenes disfrutan de la “cervecita del mediodía” al sol en esta plaza y sus alrededores.

El acceso por la Plaza 25 de Mayo, con puestos de flores y terrazas de cafeterías

El acceso por la Plaza 25 de Mayo, con puestos de flores y terrazas de cafeterías

Y si nos centramos en lo gastronómico, propiamente hablando, encontraremos una gran diversidad. El Mercado está dividido en dos plantas, la planta baja donde están perfectamente delimitadas la zona del pescado y la de la fruta y la verdura, y la de arriba donde se vende la carne y la charcutería.

Entre los puestos de pescado, especialmente el sábado, encontraremos infinidad de propuestas, desde las más autóctonas (algunas veces indicada) a pescados y mariscos de las procedencias más emblemáticas. Por supuesto, los salazones, un tipo de pescado seco y salado típico de esta tierra está claramente visible en el Mercado y llama poderosamente la atención de personas de otras tierras que los desconocen.

Verduras de la Huerta de la Vega Baja, tomates de Mutxamel…frutas, verduas, setas, productos de temporada que llegan frescos hasta los puestos del Mercado. Y en la planta de arriba, carnes y embutidos para los distintos paladares.

José Sellés de Bardisa y Cia con los aliños de La Montaña

José Sellés de Bardisa y Cia con los aliños de La Montaña

Además, en los alrededores del Mercado Central encontramos grandes profesionales de la alimentación. Una de las empresas con más solera en esta zona es Bardisa y Cia. Se trata de una empresa especializada en venta y distribución de productos de alimentación tipo “gourmet”. Aquí encontraremos una impresionante variedad de vinos, entre otros, y las últimas novedades gastronómicas, como es el Aliño de Vinagre con Sabores de la Tierra que elabora el restaurante La Montaña, de Cocentaina, y del que escribiremos en nuestro próximo post de este blog. José Sellés es un gran conocedor de cada uno de los productos que comercializa esta firma, con  una gran capacidad para transmitir su emoción por lo que hace. Charlar con él es adentrarnos en un mundo de conocimiento y pasión por la gastronomía y !prueba todos los productos que ofrece¡¡

2 Comments

  1. Caminante Reply

    Paz, soy un enamorado del mercado Central y de José Antonio de Bardisa. Me encantan tus comentarios. Yo suelo comprar la mojama y los salazones a Vicente Leal y el fiambre a Jaime Ivorra.
    Saludos y sigue con tus comentarios.

    1. Paz Reply

      Muchas gracias por tu comentario, Caminante. Me alegro de que te guste el blog y espero que compartamos más lugares. Saludos, Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log in